El blog de El Gato Nutria

El blog de la cuadrilla

Desde Santurce a Bilbao… bueno de BIO a BCN.

Posted by dorianze en 8 mayo, 2008

Con los oídos zumbando mientras este avión me lanza cielo arriba, miro abajo y le digo hasta pronto a esta tierra tapizada de montes.

    Han sido cuatro días escasos, que de vacaciones, vista la agenda que me guiaba, han tenido poco. Pero bueno, al final, misión cumplida. He conseguido ver a todo el mundo que había que ver. Hacer todas las cosas que había que hacer, y además, ver un poquito Bilbao. Dicen que el amor primero  nunca se olvida. Y  Bilbao, tampoco.

    Ya hace un tiempo que  me di cuenta de que esta pequeña gran ciudad es para mí como un parque de atracciones cívico. Una expo de mi propia vida. Un sitio al que parece que voy de vez en cuando a mirar, como un museo en donde puedo ver una vitrina, la mía propia, vacía. Y a veces, no lo negaré, a uno le gustaría volver a meterse dentro y ser parte del circo, otra vez, y verlo todo, no solo aquello que se reserva al visitante.

    En Bilbao, puedes encontrar un poco de todo lo bueno que puede ofrecerte una gran urbe, sin tener que lidiar con todo lo malo que generalmente viene ligado a éstas. Las distancias más largas son aquí, en realidad, cortas. Pero como esta es una ciudad antigua que supo reinventarse a sí misma con acierto y equilibrio, caminar puede ser rápido un hábito sacrificable gracias a una red de transportes de nueva hornada, eficaz y funcional.

   ¿Que Bilbao podría tener más restaurantes, más comercios, mayor agenda cultural, más habitantes, instalaciones más grandiosas, u horarios infinitos para casi todo? Sí, pero entonces ya no sería el Bilbao que es, el que a mí me gusta. Una ciudad moderna, limpia, despejada, con el sabor de una entidad propia y diferenciada, con sus calles llenas de historias (al menos para mí), desmasificada, tranquila. No. Bilbao está bien como está. Unos retoques por aquí, unas mejoras por allá, un poco de cera para que brille más el conjunto, y listo. Y el que quiera vivir en una gran urbe, de las que sí tienen de todo en exceso, que se vaya a Madrid o a Barcelona. O más lejos si se atreve.

   Qué breves estos cuatro días. Brevísimos. Y como siempre recuerdos de otra vida, y penilla al irme. Pero bueno, en breve el capitán anunciará que llegamos a Barcelona, mi ciudad de todo en exceso, y se me pondrá sonrisa de tonto. Y es que ya se sabe, un amor… con otro amor… pronto se olvida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: